5 consejos para cambiarse de Windows a Mac

por Natalia Ventre el ・ podés leerlo en 3 minutos ・

Usé Windows durante muchos años, pero me cansé de los problemas de rendimiento, de estar constantemente actualizando el antivirus y analizando todo el disco en busca de malware, de tocar el registro para solucionar problemas diversos, etc. Además veía capturas de pantalla y videos de aplicaciones para Mac, y me moría de ganas de usarlas!

Recientemente me cambié de Windows Vista a Mac OS X y quería compartir algunos consejos.

1. Invertir primero en un libro

Compré Switching to the Mac: The Missing Manual, Snow Leopard Edition por David Pogue y me ayudó en 2 aspectos:

  • La publicidad en el fondo es publicidad, los blogs sobre Mac están escritos por Apple fanboys, pero un libro técnico es neutral. La decisión ya la había tomado, pero el libro me dió la seguridad de que Mac era el sistema operativo adecuado para mí.
  • MAC OS X es fácil, lo difícil es cambiar. Con Switching to the Mac aprendí las tareas más básicas, instalar y desintalar una aplicación, cómo abro un programa, cómo borro un archivo, etc.

En el Kindle fui subrayando algunos pasajes y después que compré la Mac, revisé las notas.

2. Tener una mentalidad abierta

Cada sistema está desarrollado con una filosofía diferente, al alinear mi forma de pensar con dicha filosofía, me resultó más sencillo aprender y dominar rápidamente el Mac OS. Usar una Mac con la cabeza de Windows, no funciona. Como en Matrix, para doblar la cuchara, hay que entender que la cuchara no existe.

Para esto sí, me sirvió ver las keynotes de Steve Jobs, donde además de calificar todo como beautiful o magical, explica los por qué del diseño de los productos.

3. ¿Es necesario instalar…?

Antes de empezar a instalar a lo loco cuanta aplicación existe sobre la faz de la tierra, verifiqué si es una función nativa.

Ejemplos:

  • Vista Previa abre archivos PDF, no es necesario instalar Adobe Reader
  • Las Notas Adhesivas reemplazan a Post-it® Digital Notes
  • Gracias al Medidor de Color Digital ya no tengo que hacer una captura de pantalla y abrirla en un programa de diseño para ver el color de un elemento

4. Cambiar las aplicaciones

Hay cantidad de aplicaciones que son multiplataforma, por ejemplo todas las aplicaciones desarrolladas en Adobe AIR y los proyectos Open Source más conocidos (Firefox, Thunderbird, OpenOffice, etc.).

Me pareció tentador seguir utilizando las mismas aplicaciones, por ejemplo, en Windows usaba TweetDeck 1 y lo podría instalar, pero clientes nativos como Echofon, rinden mejor y son más coherentes con la experiencia del usuario de Mac.

A cualquier desarrollador que le preguntes qué cliente de FTP usa en Windows, te va a contestar FileZilla. Tiene versión para Mac, pero sin embargo todo el mundo usa Cyberduck o Trasmit. Leo frecuentemente Mac.AppStorm para enterarme qué aplicaciones son populares.

El equivalente a Microsoft Office en Mac es iWork que incluye:

  • Pages: procesador de texto, equivalente a Word.
  • Numbers: hoja de cálculo, equivalente a Excel.
  • Keynote: presentaciones de diapositivas, equivalente a PowerPoint.

5. Empezar de a poco

El primer día, transferí archivos, usé Mail e instalé un par de aplicaciones esenciales para mi trabajo y nada más.

De a poco fui agregando más aplicaciones a mi arsenal. Nunca había usado una agenda, pero la verdad que iCal está muy bueno y potente en combinación con Automator. Lo que me queda por delante es aprender algo sobre Terminal.

Conclusiones

Cambiar es divertido, pero también lleva su tiempo, sobre todo dejar atrás los malos hábitos, en Windows perdía mucho tiempo organizando archivos, en Mac, Spotlight funciona, así que bien podría tirar todo de una única carpeta.


  1. Actualización: Echofon está descontinuado. Twitter adquirió TweetDeck y está disponible en la App Store.